Body

Al inicio del Curso hemos señalado que el Derecho penal es un instrumento de control social altamente formalizado. Su misión es la protección de los bienes jurídicos. Para ello normas, sanciones y procesos son sus instrumentos fundamentales.

Volviendo sobre las primeras, las normas, hemos concluido que para poder alcanzar su objetivo han de adaptar su forma y contenido a la naturaleza del comportamiento humano sobre el que pretenden influir. Es por ello que tras las leyes penales junto a prohibiciones nos encontramos con mandatos de actuar, que se traducen en la existencia de delitos omisivos aliado de los de acción.

El concepto de omisión ya ha sido estudiado en la lección 6 por lo que, siguiendo la estructura sistemática del delito, es momento de analizar las distintas categorías de tipos de lo injusto omisivos.