El que calla parece consentir.