Está relacionada con el servicio militar y el aborto, en cuanto se trata de objetar al pago de impuestos que vayan a destinarse a gastos militares o abortistas.

No es una objeción que se suela reconocer en los ordenamientos civiles.