Cuando se produce un conflicto entre la conciencia y la ley, la reacción de la persona afectada puede ser la de negarse a la observancia de ésta en nombre de su conciencia.