Tribunal eclesiástico que vela por el mantenimiento de la unidad de la fe y de la ortodoxia de la doctrina católica.

Sus decisiones tienen efectos civiles si son respaldadas por el Estado.