La inmunidad consiste en la imposibilidad de imponer la potestad sobre otro.

Inmunidad parlamentaria

Prerrogativa de los parlamentarios (diputados y senadores), que pretende garantizar su independencia en el ejercicio de sus funciones.

Impide su detención –salvo caso de flagrante delito- y su procesamiento judicial sin previa autorización de la Cámara a la que pertenece. 

La finalidad última es permitir al parlamentario el libre ejercicio de su función, asegurándole protección frente a las acciones intentadas en su contra por los particulares o el gobierno.

Inmunidad del Estado

Imposibilidad de que un Estado ejerza forma alguna de potestad sobre otro, imponiéndole sus propias leyes o el poder de sus autoridades públicas. 

La Inmunidad del Estado es el resultado de la aplicación del principio de igualdad soberana.

Inmunidad de ejecución

Imposibilidad para los tribunales de un Estado de dictar decisiones judiciales que impliquen el ejercicio de cualquier forma de coerción sobre los bienes de un Estado extranjero.

Inmunidad de jurisdicción

Imposibilidad para los tribunales de un Estado de enjuiciar o emitir cualquier decisión judicial referida a actos de un Estado extranjero. 

De esta manera, en el caso de que un Estado extranjero realice, en el territorio de otro Estado, actos que impliquen el ejercicio de su soberanía, los tribunales nacionales del Estado territorial no podrán ejercer su jurisdicción sobre dichos actos.

Inmunidad de jurisdicción del buque

No sometimiento a la competencia judicial de cualquier Estado que no sea el de su bandera.