El aforismo "in bonam partem" significa "en beneficio de parte".

Al contrario que la analogía in malam partem, la analogía in bonam partem está permitida en Derecho penal, un ejemplo es el art. 21.7 CP. Se trata de asociar las atenuantes recogidas en los números anteriores del art. 21 CP a situaciones semejantes a las que contemplan pero que no están recogidas ni en su espíritu ni en su letra. El resultado de tal operación será la imposición de una pena menor a la inicialmente prevista. Nos encontramos por tanto ante un caso de analogía in bonam partem (en beneficio del reo), que no supone infracción alguna del principio de legalidad, ni desde un punto de vista material, ni desde un punto de vista formal —pues su regulación expresa aleja cualquier duda en este sentido—.