Es nula la obligación de cosas imposibles.