Audioclase

La reforma de la Constitución permite conciliar la vocación de permanencia que ésta tiene, con la necesidad de cambio para adaptarla a los nuevos tiempos.

Hay cosnstituciones que facilitan más su propia reforma y otras que la dificultan. La española es una constitución rígida con dos grados diferentes de dificultad de cambio, según los preceptos a los que afecte la reforma.