Audioclase

Las Comunidades Autónomas son entidades territoriales que gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.

Se analizan dos de las consecuencias que se derivan de la autonomía de las Comunidades Autónomas. En primer lugar, la necesidad de que se dote a estas entidades de las competencias necesarias para la satisfacción de sus intereses y, más en concreto, el modo en que las Comunidades Autónomas asumen sus competencias. Y en segundo lugar, el sistema de control que ha diseñado la Constitución en relación con el ejercicio de dichas competencias.