Audioclase

Desde 1978, España pasó de ser un Estado fuertemente centralizado a otro altamente descentralizado.

Hoy, sobre una misma población pueden confluir hasta cuatro administraciones: la del Estado, la de la correspondiente Comunidad Autónoma, la provincial y la municipal. Pese a que los principios constitucionales de autonomía y de democracia se han consolidado en el ámbito local, el otro, el de autosuficiencia de las Haciendas Locales es de más difícil realización. Pende una profunda reorganización de nuestro régimen local que doctrina y políticos reclaman, sin otro resultado que sucesivas reformas sin un modelo fijo. Se expone cómo es la organización de uno de los entes locales básico en la organización territorial del estado: el Municipio.