Vídeoclase

Los niños son sujetos particularmente vulnerables en su relación con el mundo y, en lo que ahora nos interesa, en relación con el mundo jurídico, con el mundo de la justicia.

Ello es así tanto cuando se sitúan en la posición de sujetos, prioritariamente en el ámbito de la justicia de menores o en la esfera de la tutela administrativa, como cuando se identifican como afectados por procesos en los que están llamados a participar pero no son protagonistas, siendo este el supuesto típico de los procesos civiles y de familia. Para abordar la posición de los menores ante la administración de justicia, sus derechos, sus obligaciones y los mecanismos de protección que les asisten, es preciso partir de algunas definiciones y principios básicos: quién es menor, dónde se recogen sus derechos, cuál es la normativa interna e internacional destinada a su protección, cómo se articulan esos sistemas de protección, cuáles son los derechos y principios fundamentales que deben inspirar la intervención de los menores en los procesos judiciales etc…