2.2. Los presupuestos procesales del órgano jurisdiccional: la jurisdicción

El primer requisito, que ha de cumplir quien pretenda la tutela judicial efectiva de su pretensión, consiste en cumplir con los presupuestos procesales el Tribunal ante el que tiene que plantearla, cuales son la jurisdicción y la competencia.

Se entiende por jurisdicción el otorgamiento por el OJ a un determinado Tribunal de la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, contenida en el art. 118.3 CE.

Desde un punto de vista funcional constituye un auténtico presupuesto procesal, pues es improrrogable (art. 9.6 LOPJ), se tiene o no se tiene, de manera que las normas que la disciplinan son de orden público, sin que las partes, ni el propio juez puedan decidir cuando ostentan la Jurisdicción. Este presupuesto procesal es apreciable de oficio (arts. 9.6 LOPJ y 37 LEC) y su infracción acarrea una nulidad de pleno derecho (art. 238.1 LOPJ), la cual puede ser examinada en cualquier estadio el procedimiento (art. 240.2 LOPJ).