1.2. Por qué clásicos?

El término "clásico" procede del latín classicus. Se trata de un adjetivo con el que el Diccionario de la Lengua expresa en su primera acepción: "Se dice del período de tiempo de mayor plenitud de una cultura, de una civilización". Esto es, lo clásico es clásico por su perfección, por haber alcanzado su conformación definitiva.

Es evidente que todo actuar humano presenta la nota peculiar de su eventual progreso y perfeccionamiento. Pero también lo es que aquello que en un tiempo nació, se conformó conformó como clásico, permanece ya indisolublemente unido a esa realidad, en el desarrollo y adaptación posterior.

En este sentido hay que entender la cuarta acepción del Diccionario cuando afirma: "Perteneciente o relativo al momento histórico de una ciencia, en el que se establecen teorías y modelos que son la base de su desarrollo posterior".

Es indudable que la antigüedad griega y la romana son las que mejor definen el modelo clásico de nuestra civilización occidental.