3.2. La democracia

La democracia es hoy un concepto que puede ser considerado indiscutido.

Winston Churchill dijo: "el menos malo de todos los sistemas posibles". Podemos afirmar que la democracia resulta el mejor de los sistemas, siempre y cuando en su funcionamiento se den las premisas y condiciones necesarias para lograr y garantizar a través de la actividad política la persecución y consecución del bien común y del interés general.

Democracia es la manifestación del poder popular. La expresión "pueblo" no define una categoría precisa y delimitada sino que posee un abanico plural omnicomprensivo en el que casi podríamos decir que cabe todo.

La democracia es un sistema que surge desde la convicción de que el conjunto del pueblo es capaz de decidir las soluciones a fin de resolver esos problemas.

El resultado real del sistema democrático es una cuestión casuística y variable, ya que los resultados son muy diversos en una y otra comunidad política y no sólo en una y otra etapa histórica.

Puede afirmarse que la invención de la democracia en Atenas constituye no sólo su nacimiento, sino también su primer ensayo. En él aparecen la mayor parte de los problemas y se postulan muchas de las soluciones que se plantean, encuentran y experimentan en las democracias contemporáneas.