15.03. El saldo presupuestario

En general, la gente cree que los superávits son buenos: cuando el gobierno federal de EEEE, cerró el año 2000 con un superávit nunca visto, muchos pensaron que era motivo de celebración.

Por el contrario, en general se piensa que los déficits son malos: cuando la Oficina Presupuestaria del Congreso registró déficits récord en 2009 y en 2010, mucha gente pensó que era preocupante.

¿Que queremos decir cuando hablamos de déficits y superávits?

El saldo presupuestario es la diferencia que existe, en un año dado, entre los ingresos públicos, en forma de recaudación impositiva, y el gasto público, tanto en compras de bienes y servicios como transferencias.

Es decir, el saldo presupuestario, ahorro público, se define por la ecuación:

donde T es la recaudación tributaria, G son las compras del gobierno en bienes y servicios, y TR es el valor de las transferencias.