15.04. Consecuencias a largo plazo de la política fiscal

Ningún análisis de la política fiscal se considera completo si no tiene en cuenta las implicaciones a largo plazo de los superávits y de los déficits presupuestarios, especialmente las implicaciones para la deuda pública.

Cuando una familia gasta a lo largo de un año más de lo que gana, tiene que obtener fondos adicionales o bien vendiendo activos, o bien obteniendo préstamos. Y si una familia pide préstamos tras préstamos, acabará teniendo una deuda enorme.

En los gobiernos también ocurre lo mismo, con algunas excepciones.

Cuando un gobierno gasta más de lo que recauda con los impuestos, los fondos extraordinarios proceden casi siempre de préstamos.

Y los gobiernos que tienen déficits crónicos, acaban acumulando deudas considerables.