14.4. Derechos y obligaciones de las partes del contrato de arrendamiento

En relación con ellas, la LAU-1994 sigue los pasos de la regulación anterior, aunque introduciendo la novedad de que, sin necesidad de contar con el consentimiento del arrendador, al arrendador podría realizar las obras requeridas por la condición de minusválido de si mismo o de cualquiera otras personas con él convivan: cónyuge, pareja de hecho o familiares.

La Ley 4/2013 ha dado nueva redacción al precepto, manteniendo lo mismo pero en relación con los arrendatarios con discapacidad (art. 24), atendiendo a los nuevos vientos terminológicos, normativamente impuestos de reciente.