15.6. La fórmula de escrutinio

Se trata de interpretar los datos numéricos de la elección como base de la distribución legítima de los escaños.

En las fórmulas de mayoría, puede ser mayoría relativa y a una vuelta, como en Inglaterra, o mayoría absoluta y a dos vueltas, como en Francia. Producen una sobrerrepresentación de los partidos fuertemente implantados en todo el territorio nacional y de los partidos regionales si la circunscripción electoral es idónea.

La variante de mayoría absoluta busca representantes respaldados por su circunscripción, y puede beneficiar paradójicamente a los partidos pequeños. La variante de mayoría relativa suele primar al partido más votado, pero puede suceder y ha sucedido que gane la elección en escaños el partido que ha perdido en votos.

En las fórmulas proporcionales se consigue una representación más precisa de la voluntad general. En España tenemos una fórmula proporcional.