Tres son los preceptos del Derecho: vivir honestamente, no dañar al prójimo y dar a cada uno lo suyo.