Aquélla que tiene como objetivo igualar el nivel mínimo de algunos servicios públicos considerados esenciales, transferidos en todos los territorios autonómicos.