Desde un punto de vista objetivo, es el integrado por todos aquellos agentes económicos que realizan su actividad utilizando el principio de coerción y no el del intercambio voluntario.

Desde una perspectiva subjetiva, son las entidades que componen el sector público con independencia de que en sus acciones utilicen o no el poder de imperio (coerción implícita en la labor del Sector Público, el cual tiene el monopolio de la autoridad pública).