Dícese de los caudales o de las cosas singulares que están en comunidad, sin dividir.

Propiedad indivisa de una cosa común que se atribuye por cuotas ideales a sus condueños.

Efectos

De cada condueño respecto de su cuota

En este régimen cada condueño al ser titular de una cuota ideal, dispone libremente de su propia cuota vacante.

De cada condueño respecto de la cosa común

En cuanto a los beneficios y cargas de la cosa común, cada condueño participa en proporción a su cuota.

Cuando la disposición tiene por objeto un derecho indivisible o que no puede fraccionarse en partes (por ejemplo, la manumisión del esclavo común o la constitución de una servidumbre), se exige la decisión conjunta o mancomunada de todos los copropietarios.

Cada uno de ellos puede realizar los actos de uso o administración, siempre que no lo impida con veto o prohibición otro condueño.