También llamado hipoteca, se trata de un convenio en el cual la cosa pignorada queda en poder del deudor pignorante y se considera vinculada al cumplimiento de la obligación.