Presunción provisional que admite prueba en contrario. Presunción establecida por la ley pero que admite prueba en contrario.