Funcionarios que daban validez a documentos, mediante un supuesto pleito que adquiría así el carácter público.