Por el propio derecho. Por voluntad del derecho. Por la naturaleza de la ley.