En el supuesto que un deudor pagase su deuda antes del plazo pactado para su cumplimiento, se le permitía la deducción de la parte correspondiente de los intereses.