La guerra impide la aplicación de las leyes.