Tendencia a mantener las cosas, objeto de litigio, mientras que se celebra éste, "pendiente el litigio, nada sea innovado".