En las cuestiones litigiosas los menores deben ser objeto de favor especial.