En el momento de cometerse el delito.