El aforismo "in dubio pro reo" significa que ante la duda se favorezca al reo y constituye uno de los principios básicos del Derecho penal.