A igualdad de derechos, prevalece el del poseedor.