En ausencia de notificación, el destinatario de la misma no existe para el Derecho.