Cantidad de dinero que gasta la Administración para satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

Clasificaciones del gasto público:

  • económica. Tiene dos grandes apartados: consumo público (gastos de personal, compras de bienes y servicios, gastos financieros, transferencias corrientes a familias y empresas para adquirir bienes y servicios) e inversión pública (inversiones reales y transferencias de capital a empresas privadas para que lleven a cabo proyectos de inversión).

  • orgánica. Refleja la distribución del gasto entre los distintos componentes del sector público o departamentos ministeriales.

  • funcional. Distribuye el gasto teniendo en cuenta la naturaleza de las actividades del sector público y diferenciando entre:

    1. actividades generales, que corresponden a los bienes públicos puros (defensa, justicia, protección civil…) 
    2. actividades sociales o relativas a bienes preferentes (educación, sanidad…), 
    3. actividades económicas, relativas a los gastos de inversión pública y a los de regulación de los mercados 
    4. otras actividades: especialmente, las transferencias entre administraciones y pagos de intereses de la deuda pública.