Conjunto de causas ajenas a la voluntad de un sujeto de Derecho Internacional, que impiden a dicho sujeto cumplir con las obligaciones internacionales, sin que por ello su conducta sea ilícita.