La exceptio veritatis es la facultad que se otorga al autor del delito de injurias para que pruebe la verdad de sus afirmaciones.