Es la norma jurídica fundamental y suprema de un ordenamiento jurídico. 

La Constitución formalmente es una norma que se diferencia de las demás por el procedimiento de creación (proceso constituyente), por el procedimiento especial de reforma y por disponer de una especial fuerza normativa (es la norma suprema).

Y materialmente es la norma cuyo objeto es la organización de la sociedad y el Estado, es decir, la norma que regula los fines, las funciones, los órganos, sus competencias y las relaciones entre ellos, y la que recoge los derechos de los ciudadanos y regula las relaciones entre éstos y los poderes públicos.

Constituciones escritas y no escritas

Responden las primeras a un texto normativo en el que se recogen, por escrito, la organización del Estado y el conjunto de deberes y derechos que en el mismo  se reconocen.Su característica básica es la certeza jurídica que proporciona. 

Por el contrario, se habla de Constitución no escrita  para referirse a una organización del poder político que no se sustenta un ningún texto específico, sino en costumbres o usos políticos, inveteradamente mantenidos.

Constitución Imperial

En la Roma clásica, es lo que el Emperador establece por decreto, por edicto o epístola.