Conducta que puede subsumirse en una figura delictiva.