Hace referencia a la competencia del Tribunal Internacional de Justicia a través de la cual tiene capacidad para conocer y decidir sobre una controversia entre dos o más Estados que hayan decidido someter dicha cuestión a la Corte.

La decisión de la Corte, que adopta forma de sentencia, es vinculante para los Estados.

También hace referencia a la competencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos  a través de la cual tiene capacidad para conocer y decidir sobre una controversia entre un particular y un Estrado o entre dos o más Estados respecto de la violación de un derecho humano. 

La competencia contenciosa del TEDH es automática y sus sentencias son vinculantes y obligatorias para los Estados.

Competencia contenciosa general

Competencia que los Estados reconocen al TIJ para resolver controversias jurídicas entre ellos de acuerdo con el Derecho internacional.

Competencia contenciosa específica

Permite al TIJ resolver una controversia determinada entre Estados sobre la base del consentimiento específico que éstos le han otorgado a través de uno de los posibles modos de aceptación de la competencia (compromiso, cláusula compromisaria o cláusula facultativa).