En la época romana, las colonias se configuraron a través de ciudades fundadas, ex novo, por Roma.