Intención de hacer suya una cosa ajena sabiendo que lo es. Es uno de los requisitos que deben concurrir en la conducta de una persona para que se pueda apreciar hurto.