La analogía iuris supone que el intérprete del precepto jurídico acude a varias normas jurídicas para, de su conjunto, extraer los principios aplicables al supuesto de aplicación. En la analogía iuris el intérprete descubre una norma no formulada.

La analogía iuris es la aplicación de la ley a situaciones no contempladas expresamente en ella, pero que sólo difieren de las que sí lo están en aspectos jurídicamente irrelevantes, es decir, ajenos a aquéllos que explican y fundamentan la ratio iuris o razón de ser de la norma.