Lecho de un río abandonado cuando el río sigue un nuevo cauce. Se considera un supuesto de accesión de inmuebles al atribuirse la propiedad del lecho abandonado a los propietarios de los fundos ribereños, trazando una linea media del cauce o lecho y sobre ella perpendiculares desde los límites de los fundos ribereños.