Body

A. Consideraciones previas

El proceso que se inicia con la identificación del marco penal abstracto correspondiente a la infracción penal y termina con la imposición al sujeto penalmente responsable de una pena o penas concretas de duración o cantidad exacta exige, en la mayoría de los casos, aplicar la pena superior o inferior en uno o varios grados y/o aplicar la pena en su mitad superior o inferior. Es muy frecuente que estas operaciones se deban realizar varias veces y de forma sucesiva a lo largo del proceso, en función de las particularidades del caso concreto, por ello resulta necesario analizarlas en profundidad.

Por otro lado y para comprender bien las mismas, es preciso tener en cuenta que, aunque las penas previstas en el vigente Código penal son de diversa naturaleza en función del derecho del penado al que afecten, todas se miden por tiempo a excepción de la pena de multa proporcional que se mide por cantidad de dinero en euros en relación con un determinado valor (ver supra lección 31). El resto de las penas tienen como unidad temporal el día, salvo la pena de multa por cuotas que tiene el día multa.

B. Pena inferior y superior en grado

El modo mediante el cual se ha de calcular la pena superior e inferior en grado aparece descrito en el art. 70.1 CP. Siempre que se haya de aplicar la pena superior o inferior en grado, habrá que hacerlo respecto de un determinado marco penal que vamos a denominar «marco penal base» o «marco penal de referencia». Este marco penal tendrá, como ya se advirtió, un límite mínimo y un límite máximo. Por su parte, las penas superior e inferior en grado se configuran a su vez como marcos penales con sus respectivos límites mínimos y limites máximos.

Sobre la base de estos planteamientos se procede ahora a describir el cálculo de la pena superior en grado. Su límite máximo se obtiene sumándole al límite máximo del marco penal de referencia su mitad. Por su parte, su límite mínimo se obtiene sumándole al límite máximo del marco penal de referencia una unidad.

Tras la reforma de LO 15/2003, de 25 de noviembre, es obligatorio añadir o restar esta unidad dependiendo de si se está procediendo, respectivamente, a la subida o a la rebaja en grado, para evitar solapamientos con el marco penal de referencia.

 Ej. 32.2: Calculemos la pena superior en grado a la prevista en la ley para el delito de homicidio del art. 138.1 CP, que es la de prisión de 10 a 15 años:
— Marco penal de referencia: Prisión de 10 a 15 años,siendo 10 años el límite mínimo y 15 años el límite máximo.
— Límite máximo de la pena superior en grado: Se obtiene sumando a 15 años, límite máximo del marco penal de referencia, su mitad, que son 7 años y 6 meses. Resultado: 22 años y 6 meses.
— Límite mínimo de la pena superior en grado: Se obtiene sumando a 15 años, límite máximo del marco penal de referencia, una unidad, en este caso un día (se suma esta unidad para evitar solapamientos, dado que el marco penal de referencia abarca hasta el último día de los 15 años que constituyen su límite máximo). Resultado: 15 años y un día.
— Conclusión: La pena superior en grado a la prevista en la ley para el delito de homicidio del art. 138.1 CP es la pena de prisión de 15 años y 1 día a 22 años y 6 meses.

Como ya se puso de manifiesto en las lecciones anteriores, las distintas penas previstas en el Código penal tienen, con carácter general, una duración máxima. Cuando este límite se sobrepasa como consecuencia de la aplicación de la pena superior en grado, el art. 70.3 CP establece unos topes de diversa magnitud, en función de la naturaleza de la pena, que constituyen por ley el límite máximo de la pena superior en grado que desplaza al que resulta de aplicar las reglas anteriormente expuestas (ver supra lecciones 28, 29, 30 y 31).

Asimismo, no se puede calcular la pena superior en grado a la prisión permanente revisable, dado que la misma tiene una duración indeterminada. Por el mismo motivo, tampoco se podrá calcular la mitad inferior ni superior de esta pena.

Analizado el cálculo de la pena superior en grado se procede ahora a hacer lo propio respecto de la pena inferior en grado. Su límite máximo se obtiene restándole al límite mínimo del marco penal de referencia una unidad. Por su parte, su límite mínimo se obtiene restándole su mitad al límite mínimo del marco penal de referencia.

 Ej. 32.3: Calculemos, por ejemplo, la pena inferior en grado a la prevista en la ley para el delito de homicidio del art. 138.1 CP, que es la de prisión de 10 a 15 años:
— Marco penal de referencia: prisión de 10 a 15 años, siendo 10 años el límite mínimo y 15 años el límite máximo.
— Límite máximo de la pena inferior en grado: se obtiene restando a 10 años, límite mínimo del marco penal de referencia, una unidad, en este caso, un día (se resta esta unidad para evitar solapamientos porque el marco penal de referencia abarca desde el primer día de los 10 años que constituyen su límite mínimo). Resultado: 10 años menos 1 día.
— Límite mínimo de la pena inferior en grado: se obtiene restando a 10 años, límite mínimo del marco penal de referencia, su mitad que son 5 años. Resultado: 5 años.
— Conclusión: la pena inferior en grado a la prevista en la ley para el delito de homicidio del art. 138.1 CP es de prisión de 5 años a 10 años menos un día.

Tal y como establece el art. 71.1 CP, en la determinación de la pena inferior en grado, los jueces o tribunales no quedarán limitados por las cuantías mínimas señaladas en la ley para cada clase de pena (ver supra lecciones 28, 29, 30 y 31), sino que podrán reducirlas en la forma que resulte de la aplicación de la regla correspondiente, salvo que la resultante sea una pena de prisión inferior a tres meses (ver supra lección 28). Dicha pena deberá, como regla general, ser sustituida por la pena de multa, de trabajos en beneficio de la comunidad o de localización permanente (art. 71.2 CP). Por otro lado, existen reglas especiales para el cálculo de la pena inferior en grado: la pena inferior en grado a la de prisión permanente es la pena de prisión de 20 a 30 años (art. 70.4 CP).

Para calcular la pena superior o inferior en dos o más grados respecto del marco penal de referencia, se deberá proceder primero a la subida o rebaja en un grado y, partiendo del marco penal que resulte de tal subida o rebaja, repetir sucesivamente la operación las veces que proceda.

 Ej. 32.4: Tomando como de marco penal de referencia la pena de prisión de 6 a 12 años que prevé la ley para el delito de violación del art. 179 CP, se realizan los siguientes cálculos:
— Pena superior en grado: 12 años y 1 día a 18 años de prisión.
— Pena superior en dos grados: 18 años y 1 día a 27 años de prisión.
— Pena superior en tres grados: 27 años y 1 día a 30 años. En este caso hay que estar a lo establecido por el art. 70.3.1 CP, citado supra, para fijar el límite máximo que no es de 40 años y 6 meses de prisión (límite que resultaría de aplicar las reglas generales antes analizadas), sino de 30 años como dispone el referido precepto.
Tomando como ejemplo de marco penal de referencia la inhabilitación absoluta de 10 a 20 años [prevista como principal y acumulativa a otras penas también principales para el delito de prevaricación del art. 446.1 CP (esas otras penas también se verían afectadas por las rebajas de grado que hubiese que realizar)], se llevan a cabo los siguientes cálculos:
— Pena inferior en grado: 5 años a 10 años menos 1 día de inhabilitación absoluta.
— Pena inferior en dos grados: 2 años y 6 meses a 5 años menos 1 día de inhabilitación absoluta.
— Pena inferior en tres grados: 1 año y 3 meses a 2 años y 6 meses menos 1 día de inhabilitación absoluta.

B.1. Cómputo e indivisibilidad de las unidades temporales

Como ya se indicó, todas las penas, salvo la pena de multa proporcional, se establecen a partir de unidades temporales que son el día o el día multa según los casos. En el caso de las multas, se considera que los años tienen 360 días y los meses 30 días (art. 50.4 CP). Para el resto de las penas, en la práctica y a efectos de liquidación de condena, se entiende que los años tienen 365 días y los meses 30 días, por mucho que no exista previsión legal expresa que respalde esta interpretación. Las referidas unidades de día o día multa se consideran indivisibles, de manera que si las reglas de determinación de la pena obligan a imponer la pena superior o inferior en grado y los valores de los límites del marco penal de referencia no son de una cantidad par que permita su división sin romper la aludida unidad, la fracción resultante se descontará o se contará como unidad completa, según los casos, tal y como establece el art. 70.2 CP. Algunos han interpretado esta previsión en el sentido de que la unidad se debe descontar en casos de rebaja de grado, y contar como unidad completa en casos de subida de grado. En este Curso rechazamos semejante exégesis pues resulta menos beneficiosa para el reo que la de prescindir de la fracción de la unidad también en caso de subida de grado, lo que además encaja con el tenor literal del art. 70.2 CP que, como se vio, a nada obliga.

 Ej. 32.5: Si el marco penal de referencia es la pena de multa de 30 a 45 días y hay que imponer la pena superior en grado, esta tendrá una extensión de 46 a 67 días. El límite máximo de la pena superior en grado no será, por tanto, de 67 días y medio, cantidad que resultaría de sumarle a 45 días su mitad que son 22 días y medio. Esa mitad de la unidad temporal se descuenta por las razones apuntadas.
 Ej. 32.6: Si el marco penal de referencia es la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días (art. 379 CP) y las reglas de determinación de la pena obligan a aplicar la pena inferior en grado, esta tendrá un límite máximo de 30 días y un límite mínimo de 15 días y no de 15 días y medio, cantidad que hubiese resultado de restarle a 31 días su mitad.

C. Pena en su mitad inferior y en su mitad superior

Ya se ha advertido que el vigente Código penal prevé la pena o penas para las figuras delictivas de la Parte especial, estableciendo la dimensión cuantitativa de las mismas a través de un marco penal compuesto por un límite mínimo y un límite máximo. El proceso de determinación de la pena obliga, en muchas ocasiones, a aplicar la pena superior o inferior en grado a la de estos marcos. En otros supuestos, dicho proceso exige imponer la pena en su mitad inferior o en su mitad superior. Ello requiere dividir el marco penal de referencia en dos mitades que tendrán sus respectivos límites mínimos y límites máximos. El ordenamiento jurídico vigente no especifica el modo en que se ha de realizar este cálculo. No obstante, la doctrina y jurisprudencia dominantes interpretan esta cuestión del modo que seguidamente se describe.

Se parte de la existencia de un marco penal de referencia, del mismo modo que se hizo al explicar el cálculo de la pena superior e inferior en grado, y se procede como sigue:

  • Para calcular la pena en su mitad inferior: El límite mínimo de la mitad inferior coincide con el límite mínimo del marco penal de referencia. El límite máximo de la mitad inferior coincide con el punto intermedio del intervalo entre el límite mínimo y el límite máximo del marco penal de referencia.
  • Para calcular la pena en su mitad superior: El límite mínimo de la mitad superior se obtiene añadiendo una unidad al punto intermedio del intervalo entre el límite mínimo y el límite máximo del marco penal de referencia. El límite máximo de la mitad superior coincide con el límite máximo del marco penal de referencia.
     Ej. 32.7: Tomando como marco penal de referencia el previsto para el delito de violación del art. 179 CP, prisión de 6 a 12 años, se procede a realizar los siguientes cálculos:
    — Pena en su mitad inferior: El límite mínimo de la mitad inferior coincide con el límite mínimo del marco penal de referencia, es decir, 6 años. El límite máximo de la mitad inferior coincide con el punto intermedio entre el límite mínimo y el límite máximo del marco penal de referencia. Para calcular este punto intermedio sumamos los límites mínimo y máximo del marco de penal de referencia y los dividimos entre dos, obteniendo como resultado 9 años (6+12=18; 18/2=9) que es, por tanto, el punto intermedio del intervalo. Conclusión: La mitad inferior de la pena establecida para el delito de violación del art. 179 CP es de 6 a 9 años de prisión.
    — Pena en su mitad superior: El límite mínimo de la mitad superior se obtiene sumándole una unidad, en este caso 1 día, al punto intermedio del intervalo entre el límite mínimo y el límite máximo del marco penal de referencia que es 9 años, lo cual da como resultado 9 años y un día (esta unidad se añade para evitar los solapamientos a los que se hizo referencia supra). El límite máximo de la mitad superior coincide con el límite máximo del marco penal de referencia, que es 12 años. Conclusión: La mitad superior de la pena establecida para el delito de violación del art. 179 CP es de 9 años y un día a 12 años de prisión.

Como ya se advirtió, salvo en lo que respecta a la multa proporcional (ver supra lección 31), las penas se establecen a partir de unidades temporales que son el día o el día multa según los casos. Tales unidades se consideran indivisibles de manera que, si las reglas de determinación de la pena obligan a imponer la pena en su mitad inferior o superior y el intervalo entre los limites del marco penal de referencia no es de una cantidad par que permita su división sin romper la aludida unidad, la fracción resultante se descontará o se contará como unidad completa según los casos, en atención a lo establecido por el art. 70.2 CP. Para ciertos sectores doctrinales, la unidad se ha de descontaren caso de que la pena se deba aplicar en su mitad inferior y se debe contar como completa cuando haya que aplicar la pena en su mitad superior.

 Ej. 32.8: Sí el marco penal de referencia es la pena de multa de 30 a 45 días y hubiera que aplicar la pena en su mitad inferior, el marco resultante iría de 30 a 37 días y no de 30 a 37 días y medio, que sería el punto medio del intervalo de dicho marco penal de referencia (30+45=75; 75/2=37,5). Si hubiera que aplicar la pena en su mitad superior, esta iría de 38 a 45 días (la media unidad del día 37 se cuenta, en este caso, como completa de manera que la mitad superior de la pena tiene su límite mínimo en 38 días). En este caso, no procede realizar el descuento de la mitad de la unidad para aplicar la pena en su mitad superior, pues ello daría lugar al solapamiento entre los distintos marcos penales resultantes.