Corrupción pública

La corrupción pública es toda conducta deshonesta y desleal, contraria a los deberes morales inherentes a la función pública, realizada por servidores públicos (gobernantes, políticos, funcionarios y trabajadores al servicio de la Administración), siempre que dicha conducta -defraudando las expectativas de terceras personas- sea realizada por consideraciones ajenas al servicio que debe prestarse a los administrados y a toda la sociedad, como el ánimo de lucro personal, familiar o de amistad, o con la intención de causar un daño o perjuicio a terceras personas.