01.06. Conclusión

El sistema fiscal perfecto no existe, sino en tanto que sea instrumentalmente entendido respecto del momento en que se aplica y que exige de él un cambio y adaptación constante, y siempre bajo la vigencia de nuestra Constitución.

Según el art. 31 CE, generalidad, capacidad, justicia, igualdad, progresividad, no confiscatoriedad, son un instrumento esencial en la construcción y en el logro de un cierto equilibrio entre las exigencias del Estado democrático, social y del Derecho.