2.4. Los ingresos de monopolio

En ocasiones el Estado decide que un determinado servicio sea prestado, de forma exclusiva, por un sujeto o que la adquisición, venta y producción de determinado producto sólo pueda realizarla un sujeto. Nos encontramos ante una situación de monopolio, tutelada por el ordenamiento jurídico, en virtud de la cual sólo un sujeto de derecho puede prestar un determinado servicio o puede disponer de un producto. Estamos ante un monopolio de derecho.

En otras ocasiones se produce la misma situación sin que haya sido expresamente querida por el ordenamiento, sino que es el resultante de determinadas circunstancias, sería un monopolio de hecho.

Cuando nos referimos a los ingresos de monopolio del Estado, nos referimos a los monopolios de derecho.

Las razones por las que el Estado establece un monopolio son básicamente dos:

  1. Mejorar la prestación de determinados servicios públicos

  2. Obtener ingresos.