6.8. La potestad reglamentaria de las Comunidades Autónomas y entidades locales

Las Comunidades Autónomas tienen potestades legislativas y son también titulares de la potestad reglamentaria, la cual puede ejercitarse en desarrollo de leyes propias o en desarrollo de las bases contenidas en la normativa estatal. Su titularidad está atribuida en los distintos Estatutos de Autonomía a los respectivos Consejos o Gobiernos autónomos y su ejercicio, así como los medios de impugnación de la misma, siguen, con carácter general, las líneas de la potestad reglamentaria en el ámbito de la Administración Central.

A diferencia de lo que ocurre con las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales no tienen potestad legislativa. La potestad reglamentaria de las Corporaciones Locales en materia tributaria se ejercerá a través de Ordenanzas fiscales reguladoras de sus tributos propios, ya creados por el estado, y de Ordenanzas generales de gestión, recaudación e inspección. Las Corporaciones Locales podrán emanar disposiciones interpretativas y aclaratorias de las mismas.

Las fases a través de las cuales se desarrolla el procedimiento de aprobación de las Ordenanzas son las siguientes según la Ley de Bases de Régimen Local:

  • Aprobación inicial por el Pleno de la Corporación.

  • Información pública y audiencia a los interesados por el plazo mínimo de treinta días para presentación de reclamaciones y sugerencias, lo que no suspenderá la tramitación de la Ordenanza.

  • Resolución de reclamaciones y sugerencias y aprobación definitiva por el Pleno.

  • Publicación de la Ordenanza en el boletín oficial de la provincia.

  • Entrada en vigor, que se producirá el día en que así se prevea en la propia Ordenanza.

En materia presupuestaria el procedimiento es similar, y aparve regulado en los arts. 112 de la Ley de Bases de Régimen Local y 168 y siguientes TRLHL.